Por qué los infieles no quieren que acabe la pandemia, según estudio

infieles
Foto: Pexels.

 

Más que por necesidad, los hombres infieles les han caído como anillo al dedo las medidas para prevenir contagios ante la actual pandemia, pues un estudio demostró que gran parte de la población varonil usa cubrebocas para que no los descubran con sus amantes.

Por Bonita Haro / Soy Carmín 

Los hombres infieles son los más cumplidos en cuanto a las normas de sanidad, no tanto por su salud, sino para proteger su identidad cuando salen con sus amantes. Prefieren usar cubrebocas para no ser reconocidos en la calle, y así lo confesó la mayor parte de los infieles encuestados para un estudio.

De acuerdo al más reciente estudio de Gleeden, un sitio web destinado a consolidar encuentros extramaritales, efectuado entre más de 8 mil 500 usuarios de la plataforma, arrojó que el 77% de los hombres infieles reconoció que el uso del cubrebocas le cayó como anillo al dedo, pues así puede encontrarse con su amante de manera discreta.

or otro lado, otro estudio realizado por el Centro de Investigación de la Visión de la Universidad de Nueva York en Toronto, confirma la teoría de los infieles para justificar su uso del cubrebocas, pues la investigación comprobó que este obstaculiza en gran medida la capacidad de reconocer rostros, e incluso, en ocasiones hace imposible identificarlos.

Los datos del estudio recabaron que el 57% considera que hoy en día es mucho más fácil encontrarse con sus amantes en un lugar público, gracias a la mascarilla o cubrebocas. De hecho, el 51% confesó que ahora se atreven a tener una cita con sus amantes cerca de sus trabajos, o bien, el 32% aseguró que lo hacen cerca de sus casas, sin temor alguno.

Inclusive, aunque parezca difícil de creer, el 34% de los encuestados reconocieron que desean enormemente que la obligación de usar cubrebocas se prolongue hasta el próximo año, solo por el hecho de continuar con sus salidas con sus amantes sin la preocupación de ser reconocidos por sus esposas, o bien, por algún conocido que los pueda delatar.

Así que, mientras muchas personas aún se rehúsan a utilizar el cubrebocas, y sobre todo, hacerlo correctamente, los hombres infieles están encantados con esta medida. Cubrebocas vemos, intenciones no sabemos.