La razón por la que Kate Middleton siente culpa todo el tiempo

Kate Middleton. (foto archivo)

 

Los príncipes George (7 años), Charlotte (5) y Louis (2), no son como cualquier otros niños. Crecerán como miembros de la corona británica antes de asumir su roles y obligaciones correspondientes. Ser padres de estos tres tampoco es tarea sencilla. Sin embargo, los Duques de Cambridge tratan de que vivan una infancia lo más similar a ‘normal’ con una educación completa de excelencia, diversión, juegos y tiempo en familia.

Por Infobae

No es sencillo ser madre, y Duquesa. De eso se encargó de hablar Kate Middelton en el espacio radiofónico Happy Mum, Happy Baby, presentado por Giovanna Fletcher. Durante una larga y sincera conversación con la especialista en realeza, se animó revelar sus miedos frente a la maternidad: la llegada del primogénito y futuro rey, el malestar durante el embarazo, el parto, las exigencias pero sobre todo sentimientos que le invaden cuando se aleja de los pequeños: la culpa.

Se dice que la vida familiar de la pareja real es bastante común, ya que Middleton -que se crió fuera del palacio- y el príncipe William son muy prácticos como padres y dependen de poco personal. A diferencia de otros miembros de la realeza los Duques de Cambridge, solo cuentan con la ayuda de la prestigiosa María Teresa Turrión Borrallo, quien se convirtió en una de las niñeras más famosas del mundo y fue retratada en innumerables ocasiones junto a los tres hijos de la pareja, con quien conforma un triángulo muy eficaz para la educación y el cuidado de los príncipes.

Luego de cumplir con la licencia de maternidad, en las tres ocasiones Kate retomó rápidamente sus compromisos oficiales tanto por el Reino Unido como por el mundo, dejando en casa a los pequeños. Reconoce que le invade un sentimiento de culpa cuando sale de casa para asistir a un acto. “Me siento absolutamente culpable, y cualquiera madre que diga que no, en realidad está mintiendo. Yo lo siento todo el tiempo, incluso esta mañana al venir aquí, George y Charlotte estaban como ‘Mamá, ¿cómo es posible que no nos dejes en la escuela esta mañana?’. Pero no, es un desafío constante y lo escuchas una y otra vez de todas las madres, incluso de las que no trabajan”, subrayó.

El príncipe Guillermo de Gran Bretaña, la duquesa de Cambridge, con sus tres hijos, el príncipe Luis, la princesa Charlotte y el príncipe Jorge (a la derecha) en Anmer Hall en Norfolk en 2018. Esta fotografía aparece en su tarjeta de Navidad este año y fue lanzada hoy por el Palacio de Kensington. en Londres, Gran Bretaña, 14 de diciembre de 2018. Matt Porteous / Handout a través de REUTERS –

 

Durante la charla, Kate también admitió que a veces se siente culpable por las decisiones de crianza que toma a diario: “Estás siempre cuestionando tus propias decisiones y tus propios juicios y cosas así, y creo que eso comienza desde el momento en que tienes un bebé”.

Pero, ¿cómo lucha contra este sentimiento de culpa? La esposa de William contó que sigue el consejo de un hombre sabio que una vez le comentó: “Cuanta más gente de confianza y cariñosa tenga alrededor de sus hijos, mejor. Así que sí, me quitó un verdadero peso de mis hombros que en realidad no es totalmente mi responsabilidad hacer todo, porque sabes que todos tenemos días buenos, días malos,…”.

La duquesa de Cambridge, a su vez, dijo que también le gustaría retroceder al momento en el que se quedó embarazada por primera vez pero sabiendo lo que conoce ahora. “Lo importante son esos momentos de calidad con tus hijos, escucharles, entender sus sentimientos.”

Lo más valioso para ella como madres son los pequeños momentos :” quiero que recuerden no solo las enseñanzas que aprenden en el colegio, sino también los momentos que han pasado en familia “yendo a la playa, empapándose, llenándose las botas de agua…”.