El caso de una joven desaparecida que conmueve a Bogotá

Sharick Lizeth Marquez Tellez desapareció el día 18 de noviembre a las 9 de la mañana.
Foto: Archivo particular

 

Desde el 18 de noviembre de 2020 hay una familia en vilo por la desaparición de una joven que acababa de cumplir sus 15 años. Hoy no hay rastro de su paradero, solo se sabe que desapareció en el barrio Santa Viviana, en Ciudad Bolívar.

Por eltiempo.com

Orlando Antonio Márquez no ha parado de buscar a Sharick Lizeth Márquez Téllez. Este hombre de 52 años dijo que el día que desapareció su hija, él y su esposa salieron a sus trabajos y dejaron a la niña durmiendo en la casa. “Mi esposa es guarda de seguridad y yo, escolta, entonces ambos tuvimos que salir a cumplir con nuestras labores”.

La madre de la menor la llamó ese mismo día a eso de las ocho de la mañana. “En esa comunicación le dijo a su mamá que iba a ir a donde una amiguita que vive en el mismo barrio. Dijo que era para hacer tareas y trabajos del colegio, y que luego se devolvía para la casa”, contó Antonio.

Todo parece indicar que la joven alcanzó a llegar a la puerta de la casa en donde residía su compañera de estudio y golpear a su puerta. “Sabemos que eso pasó porque su mamá la volvió a llamar y la niña le dijo que no le había abierto nadie y que por eso se devolvía para su hogar. Eso se lo dijo a su mamá a través de un chat de WhatsApp”.

A partir de ese momento se perdió el rastro. La mamá le volvió a escribir a las nueve de la mañana, y la joven no contestó. Pasaron las doce, las dos de la tarde, y los padres de la menor comenzaron a entrar en angustia al no tener contacto con Sharick Lizeth.

Solo a las siete de la noche llegaron a su casa y comenzaron la búsqueda. Preguntaron en el barrio, hablaron con sus amigos del colegio, denunciaron todo con la Policía, pero el tiempo fue perdido, nadie tenía información sobre su paradero.

Luego imprimieron carteles con su fotografía y su mamá puso a circular por redes sociales un conmovedor video, cargado de lágrimas, en el que pide ayuda para dar con su paradero. “Mi hija es una niña juiciosa, muy activa, muy sociable. Ella es buena estudiante y sueña con poder estudiar Medicina y ayudar a la gente”.

Sharick Lizeth Marquez Tellez no había manifestado tener problemas con nadie.
Foto: Archivo particular

 

Sharick terminaba el martes el noveno grado. “A ella le fue tan bien que izó bandera en el colegio y le habían dado un diploma”, contó su mamá, quien no ha parado la búsqueda de la menor de edad. Luego de días y noches de ir a un lado y a otro preguntando por su hija, la pareja puso el denuncio en la Fiscalía, y el caso lo tomó la Unidad de Desaparecidos de la Sijín.

A la angustia por la falta de noticias de la joven se le ha sumado la información que esta familia ha obtenido de llamadas anónimas, de gente que no da una ubicación exacta del paradero de la adolescente. “La mayoría han dicho que la han visto en Bosa; otros, que en la Primero de Mayo, pero nosotros, con mi esposa, hemos ido a buscarla y nada”.

También está circulando información falsa en redes sociales, donde personas inescrupulosas aseguran que la joven ya apareció.

Siguiendo estas pistas, los investigadores estuvieron ayer con la familia recorriendo diferentes zonas y realizando la recolección de las imágenes captadas por las cámaras de video por donde pudo haber transitado la joven. La familia teme que los estén llamando desde cárceles o personas oportunistas para aprovecharse de su situación.

“Es que no sé qué pudo haber pasado. Todo ha sido muy complejo. A veces me imagino que alguien la tiene encerrada; a veces, que alguien la secuestró, es que como este barrio es tan jodido, uno no sabe”, dice el padre.

Muchas veces les han preguntado si la joven tenía alguna relación sentimental, pero sus padres aseguran que Sharick es muy juiciosa, que solo compartía sus ratos libres con amigos y amigas. “Con las autoridades hemos mirado sus redes sociales y no hemos encontrado nada raro, ninguna pista. Tampoco en su computador”.

Es más, son sus compañeros de colegio los que han ayudado a rotar la información de su desaparición por redes sociales. La menor estudiaba en el colegio Nueva Vida de municipio de Soacha, pero, como los alumnos de tantos planteles, estaba tomando sus clases de forma virtual. “Ayúdenme a encontrar a mi hija, siento que su vida puede estar corriendo peligro”, pidió su padre. Esta familia está desesperada porque siempre han vivido juntos y son muy unidos, y el vacío por la ausencia de Sharick es enorme.

“Tenemos mucho miedo. Solo queremos que vuelva a su casa”.

EL TIEMPO pudo establecer que en lo que ha corrido del 2020 se han registrado, entre la Sijín y el CTI de la Fiscalía, unos 1.100 desaparecidos. Entre la gran mayoría de los que son reportados, unos 920 han sido encontrados y el resto de casos están en proceso de investigación.

Sharick había celebrado sus 15 años el domingo 15 de noviembre. Tiene toda una vida por delante.