Braulio Jatar: “Estuve en 4 cárceles, me acompañó un bombillo siempre prendido y la fe de volver a estar con mi familia”

 

“Yo estuve en 4 cárceles, en una celda aislado sin nada sin ventilación, no sabía ni la hora, ni que día era, me acompañaba un bombillo que todo el tiempo estaba prendido y la fe de volver a estar con mi familia. Recuerdo cuando que mi hijo menor Dominy, teniendo 10 años me fue a visitar en ese momento yo estaba internado en el retén judicial de Cumaná, aunque yo no quería, él llorando insistió de entrar a mi celda, logré llevarlo y cuándo entró, lo primero que hizo fue acostarse y decirme: “Papá yo quiero quedarme durmiendo contigo, así sea preso esta noche, no quiero dejarte solo”

lapatilla,com

Así Braulio Jatar, Director del portal de noticias Reporte Confidencial, narró parte de lo que ha sido su experiencia como preso y ahora en libertad condicional en un encuentro que sostuvo con los directivos del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero y Gonzalo Himiob, en la Isla de Margarita, dónde también habló del status legal de su caso: “Estuve 3 años privado de libertad y sigo sometido a un juicio con testigos y evidencias falsas, cada 15 días damos la cara en un proceso declarado arbitrario por #ONU #OEA, con todo y eso seguimos en la lucha por la libertad y la verdad, por ese apoyo internacional que también contribuyó con mi caso, destacó a Michel Bachelet, entre otras personas en #Venezuela quienes también me apoyaron”

Jatar además habló de lo que significa ser padre de cuatro hijos, de haber sido compañero de otros presos y de la lucha por la sensibilización de la sociedad, para que no vean a los internos “como si fuéramos unos monstruos”. Destacó la admiración y el trabajo de la mujer, resaltando a su madre, a su hija Claudia y a su esposa Silvia Martínez.

El trabajo de Foro Penal Venezolano fue otro de los puntos sensibles que Braulio también citó: “Más allá de todo el manejo asistencial judicial que constantemente tienen con los privados de libertad, se pasa por debajo de la mesa lo que hacen cuando le llevan comida a los presos y hasta la entrega de juguetes a sus hijos, es un gran apoyo moral”