Mitos y verdades sobre el tamaño del pene y otras dudas sobre la salud sexual masculina

La cirugía de alaramiento de pene es una de las más demandadas en los últimos años, según los expertos. – Unsplash

 

Medir y comparar el tamaño del pene es una práctica habitual entre los hombres que puede provocar algunos complejos e inseguridades. Y es que hoy en día sigue habiendo muchos mitos sobre el órgano sexual masculino. Para salir de dudas y arrojar un poco de luz, nada como recurrir a los expertos, que nos resuelven dudas sobre las cirugías de alargamiento y engrosamiento de pene, así como otros problemas que también preocupan a los hombres: la eyaculación precoz, la rotura de pena, la disfunción eréctil o la ‘menopausia’.

Por abc.es

El pene se puede alargar mediante cirugía: verdad

El doctor Miguel Perán Teruel, especialista en urología en el hospital Imed Valencia y miembro de Top Doctors, nos confirma que “en los últimos años la cirugía para alargar el pene es una de las más demandadas y suscita mucho interés en los hombres. Por este motivo, varios cirujanos hemos creado la plataforma alargamientopene.com donde detallamos la realidad, muchas veces, mitificada, de esta cirugía”.

Desde la clínica The Test nos explican que el alargamiento de pene se realiza mediante “una lipectomía infrapúbica y sección del ligamento suspensorio. Un factor muy importante en este tipo de intervenciones es que los pacientes deben realizar los ejercicios de tracción que se le recomiendan en el posquirúrgico para evitar la retracción del pene. Según las características del paciente se puede lograr entre 1 y 4 cm de largo, que se puede apreciar tanto en reposo como en estado de erección”.

Es una intervención que se realiza de forma ambulatoria, cuya recuperación es inmediata y que, en principio, no suele presentar complicaciones, salvo algún hematoma o infección de la herida. “La sensibilidad, la erección y las demás funciones sexuales se mantienen iguales al momento previo a la cirugía”, afirma el doctor Miguel Perán Teruel.

Es posible engrosar el pene: verdad

En ocasiones el problema no es la longitud del pene, sino su grosor. Y sí también es posible someterse a una intervención para engrosarlo. El doctor Antonio Santos, director médico de la clínica The Test, nos cuenta que “existen dos tipos de técnicas. Una permanente, en la que usamos una maya de matriz biológica, y con la que se puede conseguir un engrosamiento de 4 a 10 mm en el diámetro transverso del pene, lo que representa un aumento considerable. La otra técnica es el trasplante de grasa antóloga. Con este procedimiento se puede conseguir un mayor grosor, pero hay que tener presente que no es definitivo y en los siguientes 18 meses puede haber una reabsorción de un 30% de la grasa”. El doctor Perán Teruel, por su parte, aconseja “realizar de forma conjunta el engrosamiento con el alargamiento para conseguir un pene natural y proporcionado”.

Un pene más grueso y largo mejora las relaciones sexuales: verdad a medias

Existen diversas variables que condicionan las relaciones sexuales, así que no es lo más sensato centrarse solo en el tamaño. Según los expertos un pene más grueso y largo mejora la confianza y la autoestima, lo que puede repercutir en la relación sexual. Por otra parte, el mayor tamaño produce mayor fricción durante la penetración, y, por lo tanto, mayor placer. Ante cualquier duda o problema sexual, lo mejor es consultar con un profesional que valore tu caso de forma personal . Buscar en Google si el tamaño de tu pene es ‘normal’ no es lo más sensato.

La disfunción eréctil no tiene cura: falso

El doctor Eduard Ruiz-Castañé, andrólogo y director del servicio de andrología de la Fundació Puigvert de Barcelona, y miembro de Top Doctors, explica que “la disfunción eréctil se puede curar siempre, pero puede ser muy fácil o muy difícil, llegando a ponerse un implante de prótesis de pene. Lo importante es hacer un buen diagnóstico y mejorar el estilo de vida (tabaco, sedentarismo, obesidad…)”.

La eyaculación precoz no tiene solución: falso

La eyaculación precoz es una de las disfunciones sexuales más frecuentes en hombres y sí tiene solución. Ponerse en manos de un médico es esencial para que pueda realizar un buen diagnóstico, ya que son diversos los factores que pueden influir. “Bajo la supervisión de un especialista, es fundamental realizar un correcto diagnóstico y clasificación de la enfermedad mediante una completa anamnesis, exploración física y pruebas complementarias. A partir de aquí, podemos ofrecer distintos tratamientos que van desde la realización de terapias conductuales hasta tratamientos farmacológicos (tópicos u orales) con tasas de éxito variables”, comenta el doctor Perán Teruel.

El pene se puede romper: verdad

Así es, según nos confirma el doctor Eduard Ruiz-Castañé, “el pene se puede fracturar (partir) por algún traumatismo en erección. Ocurre en algunas relaciones sexuales. Y siempre debe operarse y reparar si hay lesión de los cuerpos cavernosos o de la uretra”.

Los hombres sufren también la ‘menopausia’: verdad

No recibe el mismo nombre, pero sí, también la sufren. “Andropausia es el término que se aplica al descenso gradual de la testosterona. Puede empezar a partir de los 45 años y puede ser responsable en muchas ocasiones de la falta de apetito sexual en los hombres”, afirma el doctor Antonio Santos.