Problemas con los servicios básicos pueden mejorar con la participación activa de los ciudadanos

 

En Venezuela, los servicios básicos en general presentan un deterioro más que evidente. No hay región del país donde no se produzca una protesta por la ausencia de alguno de ellos: sea electricidad, agua potable, gas doméstico, telecomunicaciones, aseo urbano o transporte. Y el estado Yaracuy no es la excepción.





Durante el Taller de Organización y Gestión Comunitaria de los Servicios Públicos* que dictó la *Fundación Construyen País al liderazgo municipal de San Felipe, estado Yaracuy –como parte del Proyecto de Promoción de la Organización Comunitaria para Mejores Servicios Públicos (PROCO+SP) que adelanta junto al Colegio de Ingenieros de Venezuela–, el presidente de la fundación, Richard Casanova, constató que el suministro de agua es el problema que más afecta a los yaracuyanos.

“Comprobamos que el problema del agua es el más grave que padece Yaracuy. Estamos convencidos de que a través de los conocimientos y las herramientas que brindamos en el taller, ponemos nuestro grano de arena para involucrar a los ciudadanos, a los usuarios de esos servicios públicos a aportar soluciones y contribuir con las autoridades competentes para mejorar la prestación de los servicios, que a fin de cuentas, redundará en una mejor calidad de vida para todos”, explicó Casanova.

Para él, no se justifica la escasez de agua en esta entidad federal, por cuanto Yaracuy posee un robusto sistema hidrográfico constituido por los ríos Yaracuy, Aroa, Cabuy, Turbio, Nuria y Nirgua.

El también dirigente del CIV está convencido de que estas herramientas que brindan en cada taller son útiles para crear conciencia e involucrar a los ciudadanos en la resolución de sus problemas cotidianos. “Queremos que cada venezolano sea parte de la solución y no del problema”, agregó.

Activismo social

 

 

La jornada contó con la asistencia de un nutrido grupo de líderes y dirigentes vecinales de Yaracuy, quienes recibieron de la Fundación Construyen País conocimientos y herramientas útiles, no solo para hacer contraloría social a los servicios públicos sino también para promover el activismo ciudadano.

Abraham Toro, concejal del municipio Independencia, precisó que en el área metropolitana de la capital, conformada por ese municipio y San Felipe, pasan hasta 15 días sin agua. Aunque agregó que otros sectores no la reciben durante meses y frente al problema “el gobernador y los 14 alcaldes demuestran diariamente su incapacidad”. Y es que la falta de agua es un problema crónico y grave que lesiona severamente la calidad de vida de la población, limitando las posibilidades de desarrollo de este importante estado.

Por su parte, Anabell López, concejal en San Felipe, confirmó la seria deficiencia del servicio, mientras que el ingeniero y luchador social Kamal Abukair, aportó durante el taller algunos aspectos técnicos que deben considerarse para contar con un eficiente servicio de acueducto en la ciudad.

Finalmente, Alí Méndez, coordinador de la Plataforma Unitaria en el estado Yaracuy y concejal en Yaritagua, reafirmó que la falta de agua trasciende a la ciudad capital y se extiende a toda la geografía regional. Incluso hay sectores que nunca reciben agua por tubería y deben abastecerse por cisternas una vez al mes. “La situación es francamente inhumana”, sentenció.

No obstante, Méndez ratificó la disposición de las fuerzas democráticas a aportar su esfuerzo y contribuir en cuanto sea posible, pues “nuestro compromiso es con la gente y garantizarles agua potable a todos, es una prioridad”.

Prensa Fundación Construyen País