La “unidad” y “lo electoral”, los grandes protagonistas en la agenda política de los venezolanos

La oposición ganaría las elecciones presidenciales de julio con una “ventaja abrumadora” si la líder opositora venezolana, María Corina Machado, apoya a otro candidato, pero la intención de voto disminuye si no lo respalda, resaltan encuestadoras.

Por Carolina Alcalde / vozdeamerica.com





Machado, ganadora de la primaria presidencial de la oposición con el 90 % de los votos lidera las encuestas, pero, sobre ella pesa una inhabilitación para ejercer cargos públicos que, aunque considerada ilegal, le impidió inscribirse como candidata.

Con el apoyo de Machado la Plataforma Unitaria de la oposición decidió nombrar candidata sustituta a Corina Yoris, una filósofa de 80 años que, hasta el momento, está excluida de la contienda, porque no pudo concretar su inscripción.

La coalición opositora logró inscribir de manera provisional al diplomático Edmundo González, y continúa haciendo esfuerzos para sustituirlo por Yoris.

Machado ha pedido a la comunidad internacional redoblar esfuerzos para lograr un proceso electoral libre en el que ella o Yoris puedan ser candidatas y, por ahora, está descartado que apoye al gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, que a “última hora”, inscribió su candidatura presidencial a través de una de las dos tarjetas habilitadas para la coalición opositora en la boleta electoral.

El 70 % de los consultados por la consultora Datincorp aconsejaría a Machado apoyar a otro candidato habilitado, un 7 % llamaría a la abstención y un 12 % protestaría en las calles “hasta el final”.

Un 14 % de los consultados, según el más reciente estudio de Datincorp, votaría por Maduro, que busca su tercer mandato, y un 53 % por un candidato unitario, “llámese como se llame”.

“Una ventaja abrumadora”, aseguró Jesús Seguias, presidente de Datincorp, durante un evento de del Atlantic Council, un centro de pensamiento estadounidense en el campo de asuntos internacionales, en el que participó junto a otros dos reconocidos encuestadores venezolanos.

Seguias sostiene que el gobierno decidió no habilitar a Machado porque significaría su salida del poder. “Van a participar quienes el gobierno sienta que pueda ser una persona confiable para entregarle el poder, en caso dado que lo pierda”.

“Si no las ganan, entonces el gobierno tiene que tener garantizado que el poder se lo entregan a alguien que les garantiza la supervivencia política, que no sean perseguidos o enjuiciados”, sostiene.

Según Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, un candidato designado por la unidad y Machado tendría un 50 % de intención de voto. “María Corina y la plataforma, en unidad, transfieren el voto casi un ciento por ciento”, apunta.

“El gran candidato no es una persona, es la unidad”, insiste.

Pero, si un candidato designado por la Plataforma Unitaria no es apoyado por Machado, la intención de voto baja a 25 %, mientras que un 20 % dice que dependería del candidato.

“La primaria fue el gran hecho legitimador, no es María Corina, es el candidato que ganó una primaria. La gente le asigna a ella, junto a la Plataforma Unitaria, designar un candidato, si ella no lo hace hay un golpe importante en la intención de voto que no es definitivo, dependiendo del nombre, comunicación política, la campaña, se pudiese recuperar”, explica Seijas que también destaca el problema del chavismo para conectar con su base blanda.

“Tenemos otras cifras que nos dicen que la única manera de que terminen conectando con el chavismo blando y movilizándolo de nuevo es lo económico”, agrega.

Además, resalta que el 70 % de los consultados considera que las elecciones son la mejor ruta. “Las personas quieren que esa ruta (la electoral) se mantenga y se defienda a toda costa”, reitera Seijas.

Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanalisis, afirma que, de acuerdo a su más reciente estudio de opinión, el 75,1 % cree que la oposición debe tener un candidato alternativo mientras que un 11 % considera que debería deslegitimar las elecciones no participando, a diferencia de 2018.

Un 55% de los consultados brindaría apoyo a un candidato alternativo nombrado por el bloque opositor, mientras que un 21 % considera que se debería denunciar como fraude cualquier candidato sustituto.

“Si existe una unidad parcial todavía hay gente que está dispuesta a apoyar a ese candidato. Hay oportunidades, incluso sin unidad, para algún candidato”, sostiene.

León resalta que el 71,7 % de los venezolanos cree que se deben continuar con las negociaciones internacionales que garanticen algunas condiciones electorales para los próximos comicios. Sostiene, también, que hay un “rechazo muy importante” a la posibilidad de que EEUU incremente los procesos de sanción.

Migración

El resultado de las elecciones puede influir en la decisión de migrar. Seijas afirma que el 25 % de los encuestados está pensado en irse del país, de ellos, dos de cada tres se quedaría si la oposición gana la elección y cuatro de cada cinco aceleraría la decisión de irse si el chavismo gana.

“La posibilidad de que termine habiendo una nueva ola de migración si el chavismo gana estas elecciones es grande”, manifiesta.

Actualmente existen más de 7.770.000 refugiados y migrantes venezolanos en el mundo, de acuerdo a la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela.